¿Saben sus Scouts cómo comportarse cuando están solos en casa?

En la película cómica “Home Alone” (Solo en casa), los padres de Kevin McCallister, un niño de ocho años de edad, lo dejaron atrás por error cuando vuelan a París para unas vacaciones de Navidad.  Al principio, Kevin se deleita con la oportunidad de ver lo que él quiere en la televisión y comer toda la comida chatarra que se le presente.  Luego, dos ladrones se entrometen y ponen un abrupto fin a su diversión. 

Es un concepto exagerado—¿o lo es en realidad?  Como el joven Kevin, los adolescentes que están solos en casa gozan por lo general de libertad para tocar su música a todo volumen, dejar los platos sucios en el fregadero e invitar a sus amigos a jugar videojuegos.  Pero la diversión puede terminar rápidamente si los amigos se salen de control.

Situaciones como éstas ponen a prueba el equilibrio entre la lealtad a la familia y la lealtad a los amigos, y muestran el poco control que los adolescentes tienen sobre las acciones de otras personas.  Cuando se presentan como dilemas éticos, pueden también ayudar a sus Scouts en la exploración de los límites de la amistad y la fragilidad de la confianza de los padres.

EL DILEMA
Sam Nguyen, de quince años de edad e hijo único, ha pasado mucho tiempo solo en casa.  Por primera vez, sin embargo, sus padres han decidido dejarlo solo toda la noche.  Tienen que visitar a los abuelos de Sam, que viven a cerca de dos horas de distancia, y Sam tiene una práctica obligatoria de lacrosse a la mañana siguiente.

Mientras el papá de Sam pone las maletas en el carro, su mamá ordena una pizza para el muchacho y se asegura que tiene quien lo lleve a la práctica.  Entonces su papá entra para despedirse.  “Llama a la señora Huggins, la vecina, si necesitas algo”, le dice.  “Confío en ti, mi amigo”.

Unos minutos más tarde, Sam se relaja en el sofá, comiendo pizza y viendo la televisión.  No hay mucho que ver en la tele, así es que él llama su amigo Alex del equipo de lacrosse.  Hablan un rato por teléfono y entonces Alex se invita a sí mismo para venir.  Sam se pregunta cómo iba a venir, ya que Alex no tiene carro, pero Alex dice que su hermano mayor, Tommy, lo puede traer.

Tommy hace algo más que traer a Alex.  Él viene para quedarse, trayendo con él a su novia y 12 botellas de cerveza.  Sin mucha demora, llegan dos carros más llenos de adolescentes, y Sam se da cuenta de que la casa de los Nguyen ha pasado a ser el centro de una fiesta.

En poco tiempo, la fiesta está en su apogeo, y la casa es un completo desastre.  Un jugador de lacrosse rompe una lámpara, una niña que Sam ni siquiera conoce está enferma en el piso, y Tommy y su novia desaparecen rumbo al dormitorio principal.  Sam hace lo que puede para lograr que los huéspedes no invitados se vayan, o que por lo menos se tranquilicen, pero ellos simplemente lo ignoran.  De hecho, la fiesta no termina hasta las 3 a.m., cuando la policía, que la señora Huggins había llamado, se presenta a la puerta.

Cuando por fin está solo otra vez, Sam inspecciona los daños.  Él no sabe cómo va a limpiar todo el reguero antes de que sus padres vuelvan a casa.  Incluso si lo hace, casi seguro que la señora Huggins informará a sus padres sobre la fiesta.

¿Cómo puede usted ayudar a sus Scouts a enfrentar situaciones como ésta?

PARA DISCUTIRLO
Sam nunca tuvo la intención de dejar que nadie viniera cuando sus padres estaban ausentes—a pesar de que no le prohibieron hacerlo.  Y por supuesto, él no tuvo la intención de hacer una fiesta salvaje, pero eso es lo que pasó.  Ahora está en problemas con la secuela de la fiesta.

Para explorar el dilema de Sam, haga estas preguntas a sus Scouts:

  • ¿En qué momento o momentos hizo Sam algo que lo metió en ese problema?
  • ¿En qué momento o momentos no hizo Sam algo que hubiera evitado el problema?  ¿Qué podía haber hecho él?
  • ¿Llegó Sam a un momento en que él era incapaz de controlar la situación?  ¿Cuándo fue?
  • ¿Qué medidas pudiera haber tomado en ese momento?
  • ¿Cuáles creen ustedes que hubieran sido los resultados positivos y negativos de cada una de esas medidas?
  • ¿Cuál es la mejor medida que Sam hubiera podido tomar?
  • ¿Qué medidas pudiera tomar Sam después de la fiesta que mejorarían o empeorarían la situación?
  • Lo último que el padre de Sam le dijo fue “Confío en ti, mi amigo”.  ¿Qué creen ustedes que eso significa?
  • ¿Traicionó Sam la confianza de sus padres?  ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Es importante la confianza de los padres?  ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Significa ser digno de confianza nunca cometer un error?Suponiendo que Sam ha perdido la confianza de sus padres, ¿qué puede hacer para recuperarla?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>