Los 'frikis' heredarán la Tierra

¿Piensa usted que ‘friki’ sugiere insulto?  No en el siglo 21, dice el Dr. Bernard A. Harris hijo., quien explica por qué los Scouts deben estudiar ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas — y cómo conseguir que se interesen.


ASTRONAUTA. MÉDICO. EMPRESARIO.  El Dr. Bernard A. Harris hijo, ha cumplido muchas funciones en sus 55 años en el planeta Tierra. Y por encima de ella.  Mientras observaba el primer alunizaje en julio de 1969 en el televisor en banco y negro en el hogar de su familia en San Antonio, cuando tenía 13 años de edad, se encontró a sí mismo pensando sobre el rompecabezas científico que debe haberse unido para hacer que sucediera el histórico evento.

“Con los ojos de aquel niño, yo vi algo más que los seres humanos que abandonan el planeta”, recuerda él. “Me vi a mí mismo siguiendo sus pasos.  Nada de esto habría sido posible sin la ciencia y la ingeniería que lo respaldaba.  Comprendí que si íbamos a explorar la Luna e ir más allá – lo cual es de mi interés, porque soy un aficionado a la ciencia-ficción – la única manera de llegar allá era a través de ese tipo de innovación y esa tecnología”.

Sí señor, el Dr. Harris siguió los pasos del “Eagle Scout” Neil Armstrong, aunque no para caminar en la Luna (Harris fue un “Cub Scout”).  En su lugar, después de graduarse de la escuela secundaria, obtuvo una licenciatura en Biología de la Universidad de Houston y un doctorado en medicina de la “Texas Tech University School of Medicine”.  Después de completar su residencia en la Clínica Mayo, el Dr. Harris se entrenó con una beca de formación en el Centro de Investigación Ames de la NASA y se clasificó como un cirujano de vuelo en la Escuela de Medicina Aeroespacial en San Antonio.

En 1991, el Dr. Harris finalmente cumplió su sueño de la infancia de convertirse en un astronauta de la NASA.  Voló dos misiones en el espacio: en el transbordador espacial Columbia en 1993 (STS-55) y a bordo del primer vuelo del programa espacial ruso-estadounidense en 1995 (STS-63), durante el cual se convirtió en el primer afro-americano en caminar en el espacio.  En 1998, dos años después de dejar la NASA, el Dr. Harris lanzó la Fundación Harris para apoyar la educación en matemáticas y ciencias para la juventud de América “como un medio para devolver algo,” dice él.

El espacio (textualmente, no cósmicamente) me impide darles todos los detalles de la carrera del Dr. Harris y de sus logros.  Compruébelo en la Internet – y prepárese para sentirse como una persona de bajo rendimiento, si es que ya no se siente así.  Baste decir, que el Dr. Harris sabe el equivalente a una galaxia sobre ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).  Él ha acumulado una considerable experiencia sirviendo a la juventud a través de una serie de programas de campamento sobre las ciencias respaldados por la Fundación Exxon-Mobil sobre los cuales él preside cada verano en universidades de 25 ciudades de todo el país.

Ahora, el Dr. Harris sirve como portavoz para el nuevo programa de premios STEM-NOVA de los Boy Scouts de América.  Diseñado para fomentar la participación y aumentar el interés en temas de STEM; el programa ofrece premios relevantes y divertidos – y actividades para ganar medallas de Cub Scouts, Boy Scouts, Varsity Scouts y Jefes de Tropa.

¿Por qué están los Boy Scouts de América dándole tanta importancia a estos temas?  Dejaré que el portavoz nacional de STEM-NOVA lo explique él mismo.

SCOUTING: Usted ha sido descrito como un “experimentador pasado de moda.”  ¿Podría explicar lo que eso significa?

DR. BERNARD A. HARRIS JR.: Eso salió en un comercia sobre computadoras que hice hace unos años. Fue para Microsoft. Supongo que es una referencia a ser como un niño, experimentando con los juguetes. Una de las cosas que mi mamá recuerda es la primera vez que desarmé su reloj para ver cómo era por dentro. Creo que un sinnúmero de niños ha hecho eso.

SCOUTING:  ¿Pudo usted volver a armarlo?

B.H.: [Risas] No, no. ¡Yo tenía 6 años! Ella siempre tenía que vigilar los juguetes después de la Navidad porque yo tenía que averiguar cómo funcionaban.

SCOUTING: Usted se interesó por los tópicos de STEM a una edad muy temprana.  ¿Cómo sucedió eso?

B.H.: Mi mamá, que era maestra de escuela primaria, comprendió el valor de una educación para sus hijos y para su familia. Y mi interés provino de algunos de mis maestros. Tuve un profesor de química en la secundaria que también enseñaba aviónica por separado. Me uní al “Rocket Club,” donde construimos cohetes y platillos voladores.  Luego estaban los mentores como nuestro médico de familia afro-americano en San Antonio, que me tomó bajo su ala y me mostró lo que la medicina significa en realidad.

SCOUTING: ¿Cuáles cree usted que son los principales obstáculos para que ahora los niños comiencen a participar en STEM como lo hizo usted?

B.H.: En este momento, es la forma en que nuestros sistemas escolares funcionan. Creo que hemos perdido nuestro rumbo para enfatizar la importancia que tienen estos campos de estudio. Justamente ahora nos estamos dando cuenta de lo que el impacto a largo plazo será si nuestros hijos no entran en los campos de estudio relacionados con STEM, para nuestra fuerza de trabajo y para nuestra capacidad para competir con el resto del mundo.

SCOUTING: ¿Qué sucedió?

B.H.: Cuando los niños toman biología y química, o matemáticas, sienten como si los estuvieran forzando a tomar esos cursos. Y luego amontonamos los exámenes requeridos además de eso. Eliminamos la diversión de la educación.  Otro montón que se agrega es también el número de maestros que no tienen grados en estos campos de estudio relacionados. Pueden ser maestros de inglés enseñando ciencias o matemáticas. Los maestros que más me inspiraron fueron aquéllos podían mostrar pasión por lo que ellos enseñaban.

SCOUTING: ¿Qué pudiera ayudar?

B.H.: No creo que estemos haciendo un buen trabajo conectando los puntos en lo que se refiere a la educación, transmitiendo cómo las materias de STEM se relacionan con la vida real.  Se ha comprobado que si hacemos más trabajos interactivos, cosas que requieran trabajos prácticos, los niños pueden adquirir este conocimiento, retenerlo y ser capaces de usarlo.

SCOUTING: Eso suena como el tipo de experiencias que los Boy Scouts de América intentan fomentar con su programa STEM-NOVA.

B.H.: Hemos creado [este programa] para utilizar el mismo modelo que los Boy Scouts han utilizado eficazmente a través de los años: insignias y premios para animar a los jóvenes a interesarse. Hay incentivos para que lo hagan, actividades programadas para hacerlo, y un plan de estudios para que lo hagan. Los programas se repartieron en esta primavera a todos los consejos para alentar a los jóvenes a competir por estos premios.

SCOUTING:  ¿Qué tiene STEM de bueno?

B.H.: ¡Yo creo que es todo bueno!  Lo que me inspiró como un niño fue ver a Neil Armstrong y Buzz Aldrin posarse sobre la Luna.  Reconocí de inmediato la innovación, los avances en la tecnología que se necesitaron para llegar allá.  Yo leí libros y vi programas de televisión para enterarme de lo que sería la vida por allá afuera, y me di cuenta de que la única manera de lograr estas metas es a través de este tipo de innovación y tecnología.

SCOUTING: ¿Qué les dice a los niños que le dicen, “Simplemente, no soy bueno en matemáticas” o “Sólo pienso con el hemisferio derecho del cerebro”?

B.H.: Yo les digo que una de las cosas que tienen que hacer es evaluar sus capacidades.  Si las matemáticas no son su fuerte, entonces eso está bien. Pero hay un cierto nivel de matemáticas que hay que aprender para navegar en este mundo. Muchas veces las personas no se dan cuenta cuando utilizan sus habilidades de STEM.

SCOUTING: ¿Tales como?

B.H.: Esta entrevista, por ejemplo. Tenemos aquí a un fotógrafo utilizando una cámara digital. Tienes una grabadora digital que fue desarrollada por un ingeniero. Esto forma parte de conectar los puntos.

SCOUTING: La misión de los Boy Scouts de América, para dar a los jóvenes las habilidades necesarias para convertirse en personas “Preparadas Para el futuro” se ha diseñado, en parte, para capacitar a los líderes del mañana. ¿Por qué son importantes las habilidades de STEM para esta misión?

B.H.: Para la viabilidad, la supervivencia del individuo, la prosperidad individual, para mover a nuestra comunidad hacia adelante, y para mantener fuerte a nuestra nación.

SCOUTING: ¿Cómo podrá el énfasis en STEM lograr todas esas cosas?

B.H.: A lo largo del siglo 21, la tecnología va a impulsarlo todo.  Estamos entrando ahora en el reino de la pura ciencia-ficción, donde tendremos coches que no necesitan carreteras y pudiéramos viajar fácilmente a la Luna y viajar a Marte.  Tu imaginación puede desbocarse con las innovaciones tecnológicas.

SCOUTING: Usted habla en escuelas de todo el país. ¿Qué les dice a los niños?

B.H.: Yo quiero que se den cuenta de quienes son en realidad.  Todos pasamos por la vida [olvidando] que somos seres con posibilidades infinitas. Tenemos ciertas habilidades y talentos que son exclusivamente nuestros, pero también nacemos con la capacidad de adquirir talentos.  Eso es lo que tiene que ver con la educación.  Eso es lo que tiene que ver con el Movimiento Scout.

Otra cosa que yo les recuerdo a los jóvenes es que han nacido por una razón.  Hay una razón por la cual todos nosotros somos puestos en este planeta.  Y es para hacer algo, o tal vez algunas cosas.  Si nos fijamos en Steve Jobs – el impacto que un individuo tuvo en una nación, en un mundo – se pone de relieve lo poderosos que somos individualmente.

SCOUTING: ¿Por qué tan pocos estudiantes parecen estar interesados en STEM?

B.H.: Repito, es la forma en que se les está enseñando.  Y en muchas de nuestras comunidades, particularmente en las comunidades marginadas, tiene que ver con la exposición y la experiencia.  Ellos no están siendo expuestos a personas que hacen algo en esos campos de estudio.  Sólo voy a comentar sobre la comunidad afro-americana.  Cuando nuestros hijos ven la televisión, las personas que se parecen a ellos están haciendo grandes cosas como músicos, o raperos, o atletas.  Ellos no ven a los Bernard Harris o los otros científicos e ingenieros afro-americanos que hay por ahí.

SCOUTING: ¿Quiénes son algunos de esos científicos e ingenieros?

B.H.: Creo que los niños no deben buscar modelos icónicos, sino el vecino de al lado que es un ingeniero de Exxon-Mobil, el profesor de la Universidad de Houston o de la Universidad de Texas del Sudoeste, o el maestro de biología o química en su escuela que pueden mostrarles de lo que tratan estas materias.  Las personas que yo llamo los “verdaderos héroes.”

SCOUTING: ¿Cómo recomienda usted que ellos encuentren a esas personas, si no las encuentran en la escuela?

B.H.: Nosotros tenemos un programa llamado ‘Dream Tour’ (Paseo de Ensueños).  Viajamos por toda esta nación – de hecho, también fuimos a África – para conseguir que los niños se entusiasmaran con una educación de STEM.  Traemos a estas estrellas de rock de STEM, científicos jóvenes, ingenieros y tecnólogos, y ellos cuentan sus historias.  ¿Quieres saber cómo cambiar el lugar adonde vamos?  Se cambia mediante la sensibilización, y eso es lo que estamos haciendo.

SCOUTING: ¿Qué pasa con los niños que no quieren identificarse con los “frikis” porque no “se ve bien”?

B.H.: [Risas] ¿Los “frikis”?¡Los “frikis” dominan el mundo! Cada compañía de tecnología importante está administrada por un “friki”.  Yo les digo, en broma, a los niños en nuestros campamentos de ciencias de verano, “Yo sé que en su clase alguien puede ser objeto de burlas por ser inteligente.  Te gustan las matemáticas, te gusta la ciencia.  ¡Pero la próxima vez que alguien los señale por ser inteligentes, mírenlos directamente a los ojos y díganles que, un día, ellos van a trabajar para ustedes!”.

SCOUTING: Usted mencionó el “Dream Tour.”  Cuéntenos sobre sus campamentos de ciencias.

B.H.: Los Campamentos de Ciencia de Verano Bernard Harris son para estudiantes de secundaria. Son programas residenciales de dos semanas, que se celebran en julio y agosto. Son gratuitos para los niños, gracias al apoyo que recibimos de Exxon-Mobil, por lo que somos capaces de dedicarlos a los jóvenes con desventajas económicas.

Nosotros tratamos de coincidir con los datos demográficos de la zona. En el centro de la ciudad de Houston, pudiéramos tener más afro-americanos. Pero si estamos en el valle de Texas, ese programa es casi el 100 por ciento de hispanos. Y si estamos en Oklahoma, la mayoría esta compuesta de indios americanos. Tratamos de hacer una mezcla.

SCOUTING: Las comunidades que necesitan este tipo de formación.

B.H.: Bueno, ellos son nuestro futuro.  Si nos fijamos en los datos demográficos de este país, te das cuenta que ya no somos un país que tiene una mayoría.  Somos un país de minorías.  Y si no buscamos la manera de incrementar el proceso educativo de los niños afro-americanos e hispanos, ellos en especial, entonces este país va a perder a largo plazo.  Así que es en el interés de todos nosotros.

SCOUTING: ¿Qué hacen los niños cuando van de campamento?

B.H.: Reciben enseñanza en equipos por profesores y educadores de secundaria.  Cada universidad tiene su propio tema.  A los estudiantes se les entrega un problema central como la energía limpia, la industria aeroespacial o la geología.  Les pedimos a los instructores que lo hagan interactivo, práctico.

SCOUTING: No todos los niños van a caminar en el espacio.  ¿Cómo pueden los adultos hacer que los niños se entusiasmen acerca del estudio de estas materias de STEM?

B.H.: Es importante conocer a los jóvenes y encontrar formas en que ellos pueden llegar a conocerse a sí mismos.  Cuando los Boy Scouts de América llevan a los jóvenes en una excursión o les obligan a hacer ciertas cosas para obtener una medalla al mérito, usted llega a conocer a estos muchachos.  Y ellos llegan a conocerse a sí mismos.  Ése es el mejor lugar para empezar a dirigirlos hacia los campos educativos que ellos prefieran.

SCOUTING: ¿Dónde pueden nuestros adultos encontrar recursos para ayudar a que los niños participen?

B.H.: Odio parecer egoísta, pero pueden ir a nuestro sitio web [theharrisfoundation.org] para encontrar enlaces a los programas y enlaces a otros sitios web para padres, maestros y estudiantes. Y si usted escribe “STEM” en Google, hay un montón de estos programas disponibles.

SCOUTING: ¿Qué se necesita para lograr este objetivo?

B.H.: Bueno, va a tener que ser un esfuerzo concertado por parte de todos los que quieran hacer una diferencia.  En cada discurso que doy, yo lanzo un llamamiento a la acción.  Si todos hacemos una cosa, por pequeña que sea, podemos hacer una diferencia.  Si usted es un ingeniero y todo lo que hace es ir a una escuela primaria y decirles a los niños lo que usted hace, creo que dentro de 20 años, 100 años a partir de ahora, éste será un mundo completamente diferente.

SCOUTING: Se remonta al concepto de sus “verdaderos héroes.”

B.H.: De nuevo, esto suena como un comercial para el Movimiento Scout, pero de esto se trata esta organización – sentar las bases para que estos héroes se sumen a la batalla para influir, de una manera positiva, la vida de los jóvenes.

SCOUTING: ¿Cree usted que los líderes del Movimiento Scout tienen que estar familiarizados con los tópicos de STEM para motivar a los niños?

B.H.: Yo no lo creo, pero ciertamente ayuda.  Y estoy bastante seguro de que ustedes los tienen.  Pero parte de este programa STEM-NOVA pondrá de relieve este hecho.  Los líderes pueden tomar ventaja de sus propias habilidades; yo apuesto a que un número de ellos ya las tienen.

SCOUTING: Cuál es la cosa más importante que un adulto puede hacer para dar a conocer el programa?

B.H.: Creo que cada consejo, cada líder, probablemente tenga sus propios métodos de hacer correr la voz entre los Scouts y sus familias – que el programa existe, que es una prioridad, que es algo no sólo en el interés de los Boy Scouts de América sino también en el interés nacional. Mover a nuestros hijos adelante, ese es el objetivo Nº 1.

John R. Clark es el Jefe de Redacción de la Revista Scouting.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>