Cómo poner fin a la nostalgia de su Cub Scout cuando está de campamento

EL CAMINO A LA NOSTALGIA está pavimentado con buenas intenciones, como lo descubrió James Feuerstein el verano pasado en Akelaland, el campamento Cub Scout que él dirige para el Concilio Minsi Trails de Pennsylvania. SCMayJune13_Homesick

“Teníamos a un muchacho que estaba haciéndolo muy bien”, dice Feuerstein. “Ya era miércoles, y sus abuelos le enviaron un collage donde ellos deletrearon ‘Te extrañamos’ con fotos de sus mascotas, sus abuelos, todos sus primos y todo el mundo. Tan pronto como el muchacho lo abrió, se echó a llorar y tuvimos que llevarlo a ver a sus abuelos”.

Aunque la mayoría de los muchachos se divierten mucho en el campamento de residencia de los Cub Scouts y Webelos Scouts, la historia de Feuerstein demuestra que la nostalgia puede estar al acecho detrás de cada árbol del bosque. Afortunadamente usted, como líder del den, Cubmaster o padre, puede tomar medidas sencillas para asegurar que las sonrisas sean más abundantes que las lágrimas entre sus Scouts.

En primer lugar, explique esta regla a las familias: ¡No más collages como ése de “te extrañamos!”.

Pero eso no quiere decir que el correo sea malo. Cuando Steven Straub administraba el programa del campamento de residencia del Concilio Lincoln Heritage en el sur de Indiana, instaló un buzón en la oficina del campamento donde los líderes podían depositar cartas traídas de sus casas. Pero enfatizó en los materiales de preparación del campamento que los familiares deberían expresar orgullo por sus Scouts en lugar de escribir algo que pudiera fomentar la nostalgia. “Digan: ‘Vas a tener una gran experiencia; me alegro de que disfrutes este tiempo de alejamiento’”, dice él.

Por supuesto, la parte sobre el “alejamiento” puede ser un desafío para algunos muchachos porque no hay mucho en el campamento que se asemeje a un hogar. Pero Straub y Feuerstein dicen que hay varias maneras de minimizar las diferencias, o por lo menos las sorpresas.

Las sorpresas son malas
Intente, si es posible, visitar las instalaciones antes de comenzar el campamento. Esto pudiera ser una reunión previa al campamento o a puertas abiertas, pero también pudiera ser durante otro evento del concilio o incluso en un campamento del pack. Los muchachos ya familiarizados con el campamento se sentirán más seguros cuando lleguen al campamento de verano.

Como mínimo, los padres deben encontrar la manera de llegar a las instalaciones, porque algunos campamentos pueden ser difíciles de encontrar. “Si tienen tiempo, ¡usen MapQuest y a manejar!, dice Straub. Cuando los muchachos saben qué esperar, y los padres saben cómo encontrar el campamento, el estrés de todos disminuye.

Feuerstein alienta a los packs con muchachos más jóvenes a que visiten las instalaciones del campamento fuera de temporada. “A veces las mamás y los papás tienen esta terrible idea de cómo va a ser el campamento”, dice él. “Ir de campamento ha cambiado mucho en los últimos años, así es que la experiencia de los padres con respecto al campamento no es necesariamente un reflejo de lo que son los campamentos de Scouts hoy en día”.

Especialmente si mamá o papá no va a asistir al campamento de residencia, como sucede a menudo con los Webelos Scouts, es importante que los muchachos pasen algunas noches fuera de casa, aunque sea en la casa de los abuelos o con un amigo que viva en la cuadra. “Están teniendo la oportunidad de ver la casa de otra persona, vivir en otro lugar, pasar un poco de tiempo lejos de sus padres, y saber que pueden pasar un buen rato y volver a casa de nuevo”, dice Feuerstein.

Los amigos son buenos
Straub recomienda que los packs asistan juntos al campamento en lugar de que los muchachos asistan en sesiones diferentes. “Si puede ir con el resto de su pack, hay seguridad para los muchachos, ya que por lo menos conocen a alguien más allí, y usted como adulto conocerá a alguien más allí”, dice él. “Eso puede hacer que la experiencia sea un poco más exitosa. Si tiene problemas, tiene a otro padre o adulto para apoyarse en busca de ayuda”.

Él también recomienda informar al campamento sobre otras peticiones especiales. En una ocasión, él recibió a una familia que llegó y pidió quedarse en el campamento con sus primos de otro pack. Aunque él tuvo mucho gusto en acomodarlos, hubiera deseado saberlo antes del día de la llegada. “Un director de programa o director de campamento que se precie de serlo, quiere que el muchacho tenga una experiencia positiva”, dice él.

El personal puede ayudar
Tanto Straub como Feuerstein hacen hincapié en que los líderes del pack deben buscar la ayuda del personal del campamento si están teniendo problemas con la nostalgia. “Yo identifiqué a cinco o seis muchachos en el personal que eran realmente buenos para hacer frente a este problema”, dijo Straub. “Hay algunos chicos que son realmente buenos para hablar con otros chicos”.

Feuerstein, por su parte, ofrece ayuda adicional a los packs que están acampando por primera vez, o cuyos líderes de campamento más experimentados han avanzado a Boy Scouting. “Siempre tenemos personal para ayudarles”, dice él. “Ellos van a visitarlos por la noche y les ayudan a encender una fogata”.

Además de encender fogatas, los cuidadosos miembros del personal, junto con los líderes del pack más experimentados, pueden despertar un amor por ir de campamento que durará toda la vida y que incluso pudiera contrarrestar los efectos de esos collages que dicen “Te extrañamos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>