La ciencia detrás de las necesidades de sueño de su niño

Son las 8 de la mañana de un sábado, y usted no está nada contento. Aunque los miembros de la nueva patrulla Scout han estado levantados y activos desde el amanecer, el primer guía de patrulla y la mitad de los guías de patrulla siguen durmiendo en sus tiendas. Las competiciones del camporee comenzarán en apenas una hora, así que el desayuno es incierto, a lo mucho. MarApr13_YourKids_Sleep

Usted se siente frustrado pero no sorprendido. Los Scouts mayores estuvieron platicando la mitad de la noche a pesar de sus mejores esfuerzos para que se acostaran.

¿Qué está ocurriendo? No es más que una cuestión de biología, dice la doctora Louise O’Brien, una científica de investigaciones centradas en los problemas del sueño en los niños del Centro de Trastornos del Sueño de la Universidad de Michigan. “Hay una razón biológica por la cual ellos no pueden dormirse temprano y por qué luchan para levantarse por la mañana”, dice ella.

Durante la pubertad, los cuerpos de los jóvenes comienzan a secretar una hormona relacionada con el sueño llamada melatonina a una hora distinta de lo habitual, alterando radicalmente sus patrones de sueño. El resultado es una fase de sueño retrasada que dura hasta, y a menudo más allá de, la adolescencia.

Independientemente de cuando se duermen, los adolescentes necesitan nueve horas y 15 minutos de sueño por noche, dice O’Brien, mientras que los niños necesitan de 10 a 11 horas. Como adulto, por cierto, usted necesita un poco más de ocho horas.

La mayoría de los niños no están recibiendo el sueño que necesitan. Según una encuesta de 2006 por la Fundación Nacional del Sueño, sólo el 20 por ciento de los adolescentes duerman lo suficiente, mientras que casi la mitad duerme menos de ocho horas por noche. Los estudiantes en el último año de preparatoria tienen el mayor déficit de sueño, un promedio de 6.9 horas. Eso equivale a no dormir una noche entera, y hasta más, cada semana.

Los síntomas de somnolencia varían con la edad. Los niños “tienden a volverse más hiperactivos”, dice O’Brien. “Esa es su forma de manifestar la somnolencia”. Los adolescentes, en cambio, tienen problemas para concentrarse en las tareas y a menudo se tornan malhumorados o deprimidos. De hecho, la encuesta de la Fundación Nacional del Sueño encontró que tres cuartas partes de los adolescentes que dicen ser infelices o estar tensos no están durmiendo lo suficiente.

Entonces, una solución obvia para su problema sería dejar que los Scouts durmieran todo lo que quisieran. Pero eso sería difícil en un entorno de camporee. Por otra parte, dormir hasta el mediodía los fines de semana puede ser en realidad contraproducente. “La recomendación es que el horario de sueño se mantenga desde los días entre semana hasta los fines de semana”, dice O’Brien.

Si bien comenzar las actividades del día un poco más tarde puede ayudar, la noche anterior es igual de importante. Lo que hacen los Scouts antes de irse a dormir afecta la rapidez con que se duermen. Por ejemplo, sentarse alrededor de la fogata es probablemente una mejor idea que jugar una ronda de capturar la bandera o persecución con linterna. “Es muy difícil para los niños pasar de hacer algo bastante extenuante a que les digan que vayan para sus tiendas de campaña y se acuesten”, dice O’Brien. “Tener ese período de desaceleración al final del día es muy útil”.

Lo que no es útil, dice ella, es atacar la caja de la patrulla y llenarse con golosinas que están llenas de azúcar y cafeína. En otras palabras, omita los “s’mores” si desea que sus Scouts tengan una noche de sueño reparador.

O’Brien dice que la adolescencia es una etapa importante para ayudar a que los chicos desarrollen buenos patrones de sueño. “Dormir bien es tan importante como la buena nutrición y el ejercicio, si queremos llevar una vida sana”.

En la red: Lea más sobre las encuestas “Sleep in America” de la Fundación Nacional del Sueño en bit.ly/sleepinamerica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>