Medidas de auxilio para revertir la ingestión de setas venenosas

Las setas del bosque pueden tener un aspecto delicioso, pero algunas puede matar. Esto es lo que se debe hacer si un Scout de tu tropa o de tu grupo se come una. Survive This Mushroom

Situación:

En un camping de fin de semana en el Noroeste del país, en la costa del Pacífico, tú llegas aún medio atontado a la mesa de la patrulla Bear para un desayuno caliente. Un Scout joven de turno esa mañana te ofrece una esponjosa tortilla llena de setas del bosque—¡acabadas de recoger! Retrocediendo alarmado, te das cuenta que su plato está vacío: Ya él ha comido. ¿Qué debes hacer?

Solución:

Primero, asume lo peor.

Antes de que nadie más sea posiblemente envenenado, tira las tortillas al fuego, incluso si vienen con tostadas y una ración de papas fritas caseras (tíralas al fuego también). Después, coloca una muestra de cada tipo de seta en una bolsa plástica y dispersa o entierra el resto. En tercer lugar, localiza el hospital más cercano que tenga una sala de emergencia—y obtén las mejores indicaciones.

Hay una amplia gama de factores a considerar cuando se trata de la ingestión accidental de setas del bosque. No sólo hay muchas variedades de setas venenosas virtualmente indistinguibles de sus contrapartes benignas, sino que las toxinas dentro de ellas varían ampliamente—al igual que sus efectos y la demora antes de la aparición de los síntomas.

Las toxinas varían desde las que atacan el tracto gastrointestinal y el sistema renal (riñones) hasta las que afectan los sistemas nervioso central e inmunológico. Una sola especie de setas venenosas puede tener sólo una toxina, o puede tener varias. Esta variabilidad complica a menudo el tratamiento. Es por esto también que es crítico que el personal de emergencia identifique el tipo o los tipos ingerido(s)—de ahí la importancia de preservar las muestras. Los niños y los ancianos son los más vulnerables a sufrir lesiones graves y muerte por la ingestión de setas tóxicas.

El Scout afectado debe ser llevado a un hospital inmediatamente. Dependiendo del tipo de seta que haya ingerido, la aparición de los síntomas pudiera no ocurrir hasta por 24 horas después de la ingestión. En camino para obtener ayuda, anota la siguiente información: el tiempo casi exacto en que se ingirieron las setas, todos los tipos ingeridos y la cantidad de cada uno. Esto es importante si las toxinas de una variedad enmascaran los síntomas de otra.

Debido a que el hospital más cercano pudiera no estar equipado para identificar las setas con precisión, se puede utilizar telemedicina o la Internet para diagnósticos remotos. Tú puedes ayudar al personal médico tomando fotos cuidadosas de cada tipo de seta ingerida, las que pudieran enviarse a otro centro para su identificación. Tenga en cuenta que las setas se deben mantener en una bolsa con cierre de zíper y no ser manipuladas, ya que la inhalación de esporas también puede ser peligrosa.

Si tú encuentras que la sala de emergencias más cercana está a horas de distancia, las investigaciones sugieren que la administración de carbón activado puede retrasar o limitar la absorción de la mayoría de las toxinas, y se usa frecuentemente para las víctimas de intoxicación por setas, independientemente del momento en que las setas fueron ingeridas. El carbón activado que se vende al detalle en las tiendas viene por lo general en cápsulas o en forma líquida. Úsalo sólo como último recurso y si no se puede llegar a un hospital rápidamente. Si es posible, ponte en contacto por teléfono con un centro de control de envenenamientos antes de administrarlo.

Si ustedes están profundamente internados en el campo, el Manual de Campo de los BSA (N° 33104) aconseja inducir el vómito en los Scouts que hayan ingerido plantas venenosas. Guarde el vómito en una bolsa plástica para ayudar a identificar la seta. Busque atención médica inmediata.

Suena asqueroso, pero la clave para el tratamiento del consumo de setas es la identificación. Tomar estos pasos para tratar el consumo de setas puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

JOSH PIVEN es coautor de la serie “Worst-Case Scenario Survival Handbook” (Manual de Supervivencia en el Peor de los Casos). Encuéntralo en línea en facebook.com/jpiven.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>